Crea tu propia nube con Nextcloud

Crear tu propia nube es más sencillo de lo que crees. Puedes tener algo parecido a Dropbox y Onedrive pero en tu propia casa. Lo haremos con el software de Nextcloud.

Sigue leyendo

Anuncios

RaspiBasics: Qué hacer con una Raspberry Pi

Muchos de mis amigos me preguntan que qué “cohone” es una RPi, que para qué sirve… Bueno, pues aquí va mi respuesta oficial:

La Raspberry Pi es una placa computacional. Antes de que los menos tecnófilos dejéis de seguir leyendo este artículo porque el concepto “placa computacional” es demasiado para vosotros, tranquilos, a partir de ahora voy a utilizar un lenguaje para todos los públicos. La Raspberry Pi es un ordenador de tamaño reducido (y de precio reducido también). A pesar de su escaso tamaño, dispone de conectores USB, HDMI, mini-jack (para la clavija de audio), y los últimos modelos también incorporan WiFi y Bluetooth. Aquí tenéis una imagen de la Raspberry Pi 3:

rpiv3
Raspberry Pi V3

Aquí tenéis unas entradas del blog que explican las diferentes características que tienen la RPi v3, la RPi Zero y la RPi Zero W, que son los últimos modelos.

Supongo que os preguntaréis que dónde tiene este ordenador su disco duro. Pues bien, la Raspberry Pi utiliza una tarjeta microSD como disco duro. En esa tarjeta SD deberemos grabar una imagen del sistema operativo. No le podemos instalar Windows 10 (al menos el Windows 10 que todos conocemos) porque no está pensada para eso, pero le podemos instalar Raspbian que es un sistema operativo basado en Debian (Linux). No os asustéis, este sistema operativo también tiene un escritorio, con su barra de tareas, su botón de inicio, etcétera. Aquí tenéis una captura de pantalla:

raspbianpixel3
Escritorio de Raspian Pixel

Si estáis interesados en grabarle una imagen a vuestra RPi podéis seguir este tutorial.

Perfecto, ahora que ya sabemos que la Raspberry Pi es un ordenador, hablemos de sus posibilidades:

Una RPi está preparada para que le conectes casi cualquier componente electrónico. Dispone de una serie de GPIOs (General Purpose Input/Output), que son unos “pines” que tiene la siguiente pinta:

gpio_rpiv2
GPIOs de la RPi V2

Por ejemplo, así se podría conectar un sensor de distancia ultrasónico:

rpi_ultrasonic_sensor.jpg
RPi con un sensor de distancia de ultrasonidos

Por último, si le damos la vuelta a la placa podemos observar una serie de puntos numerados (PPXX) donde podríamos soldar otros componentes, pero eso ya sería es otro nivel.

rpi_back
Parte trasera de una RPi

Llegados a este punto, creo que es hora de hablar sobre lo que podemos hacer con una RPi. Aquí, van unos ejemplos sencillos:

1. Tu propia nube (como Dropbox o Onedrive): bastaría con conectarle un almacenamiento externo a la RPi e instalar un par de cosas. Espero subir pronto un tutorial de cómo se hace.

2. Una consola retro: solo necesitaremos instalarle un emulador de juegos retro y conectarle un par de mandos a la Raspberry.

3. Una estación meteorológica que tome medidas de temperatura, presión atmosférica, humedad…

4. Un mediacenter para la televisión: conéctale a la Raspberry un disco duro con tus pelis favoritas. Con una imagen de SO (Sistema Operativo) preparada para este concepto disfrutaras de una interfaz chula para navegar entre tus pelis y series.

screenshot_openelec
Captura de la interfaz gráfica de OpenElec

5. Un PC de sobremesa: la Raspberry Pi no es un PC muy potente, pero si quieres juguetear y aprender conceptos básicos de Linux es una opción muy válida.

6. Muchas más cosas que os iré contando en futuros artículos.

Y nada más, esto era lo que os quería contar. Espero que este artículo os resulte interesante y que os anime a jugar con estos pequeños ordenadores. Si te ha gustado, compártelo. ¡Gracias!

¡Saludos a todos!

RaspiBasics: Expande el sistema de ficheros de tu Pi

Sí, he querido crear un concepto: RaspiBasics. Lo que pretendo hacer alrededor de esta idea es explicar cosas sencillas que debemos saber sobre nuestra Raspberry Pi.

Lo primero que voy a explicar es cómo podemos expandir el sistema de ficheros de nuestra RPi. La primera pregunta que os puede surgir es la siguiente:

¿Por qué necesito expandir el sistema de ficheros de la Raspberry Pi?

Cuando instalas Raspbian en tu RPi, es posible que el sistema no utilice todo el espacio de tu SD. Una imagen de Raspbian está pensada para ocupar lo mínimo posible y actualmente, ocupa unos 5GB, que será lo que finalmente utilice aunque tu SD tenga más espacio. Para que Raspbian se haga con todo el espacio disponible hay que hacer lo siguiente:

Abrimos un terminal en nuestra Raspberry y tecleamos lo siguiente:

sudo raspi-config

Esto abrirá una ventana de configuración como esta:

raspi-config

Como veis, la primera opción (que está preseleccionada) dice “Expand filesystem”. Si pulsamos enter, automáticamente el sistema de ficheros se expandirá utilizando todo el espacio libre que tenga nuestra SD. Cuando pulses enter, te dirá que reinicies la RPi para que los cambios se apliquen.

Nada más. Así de sencillo es expandir el sistema de ficheros. Espero que os haya gustado.

¡Saludos a todos!

Crear un nuevo usuario en Debian, Raspbian o Ubuntu

Hoy traigo este mini-tutorial, que es muy sencillo y muy útil. Antes de nada, os recuerdo que tener vuestras máquinas con las credenciales por defecto es bastante inseguro, así que aquí veremos cómo crear unas nuevas y borrar las que ya no necesitemos. Let’s do it.

Lo primero será crear un nuevo usuario, y lo podemos hacer así:

sudo adduser lucy

Así, crearemos un usuario llamado “lucy”. Al pulsar “enter” nos pedirá la contraseña de “sudo”. Después nos pedirá que definamos la contraseña del nuevo usuario y otra serie de datos que son opcionales:

user_create_1

Así ya tendremos el usuario nuevo creado. Lo siguiente que haremos será convertirlo en un “sudoer”, es decir, en usuario con privilegios “root”. Lo que haremos será modificar el siguiente fichero:

sudo visudo

Se abrirá un fichero y tendremos que buscar la línea que diga “root ALL=(ALL:ALL) ALL”. La copiamos justo debajo tal que así:

lucy ALL=(ALL:ALL) ALL

Después, hacemos “ctrl+o” y “enter” para guardar el fichero. Ya tenemos un usuario nuevo con privilegios.

A continuación vamos a ver cómo borrarlo. Nos será util, por ejemplo, para borrar el usuario por defecto de nuestra RPi. El comando para borrar el usuario es el siguiente:

sudo userdel -r lucy

El modificador “-r” hace que se borre la carpeta del usuario también.

Por último, os enseñaré a modificar la contraseña de un usuario existente. Para modificar la contraseña de un usuario tenemos que estar logueados con ese usuario. Una vez logueados tecleamos lo siguiente:

passwd

Nos pedirá la contraseña actual, y después, que definamos la nueva y la confirmemos.

Eso es todo por hoy. Espero que os haya gustado y que os resulte útil.

¡Saludos a todos!

Tutorial: Instalar Raspbian (u otra distro) en la Raspberry Pi

Algo esencial para empezar a usar nuestra Raspberry Pi es instalarle un sistema operativo. En esta ocasión os voy a enseñar cómo instalar el sistema operativo Raspbian. Raspbian es la distribución oficial para Raspberry Pi, pero ya veréis que con la metodología que os voy a mostrar a continuación podréis instalar cualquier distribución compatible con vuestra RPi.

¡Empecemos!

Descarga el sistema operativo

Empezaremos por bajarnos Raspbian, el sistema operativo que vamos a instalar. Lo podemos encontrar en la página de oficial de descargas de la Raspberry Pi. Veréis que hay otros sistemas operativos disponibles. Podéis descargaros el que más os convenga, aunque para empezar os recomiendo que probéis con el oficial.

Formatea la SD

Segundo paso: necesitamos formatear nuestra tarjeta SD. Para ello utilizaremos un software llamado SDFormatter. Podéis descargarlo utilizando el siguiente enlace.

Una vez instalado, lo ejecutamos y veremos la siguiente pantalla:

sdformatter

Si ya hemos insertado la SD en nuestro PC, lo más probable es que el programa detecte en qué unidad está conectada (en mi caso en D:). Si no la ha detectado, o es la unidad incorrecta, despliega el menú “Drive” y selecciona la unidad donde tengas la SD conectada. Antes de comenzar el formateo, pulsa el botón “Option” y asegúrate que las opciones están así configuradas:

sdformatter_opt

Por último, dale un nombre (Volume Label) a tu tarjeta SD y pulsa “format”.

Instala el sistema operativo

Una vez tengamos nuestra SD limpia, estamos preparados para grabarle el sistema operativo. Para ello, necesitaremos otro software. Se llama Win32DiskImager y lo podéis encontrar en el siguiente enlace.

Ejecutamos el grabador y solamente tendremos que seleccionar dos cosas. En primer lugar, seleccionamos la imagen del sistema operativo que acabamos de descargar. En segundo lugar, bajo la etiqueta “Device”, seleccionamos la unidad donde hemos conectado la SD. Por último, clicamos en “Write” para que la imagen se “queme” en la SD.

win32_disk_imager

Tómate tu tiempo: este proceso llevará unos pocos minutos.

win32_disk_imager_comp

Listo. Ya estamos preparados para insertar la SD en nuestra RPi.

Un último consejo

Una vez hayamos insertado la SD y hayamos encendido la minicomputadora estaremos listos para empezar a trastear con Raspbian. No obstante, os aconsejo que antes de nada más, apliquéis las actualizaciones que haya disponibles en la red. Para ello abrimos el terminal (tenemos un acceso directo en la barra de herramientas) y tecleamos el siguiente comando para actualizar los repositorios de Raspbian:

sudo apt-get update

Y por último ejecutamos las actualizaciones encontradas tecleando esto:

sudo apt-get upgrade

Este proceso de actualización os llevará un rato largo por ser la primera vez que lo hacéis, ya que habrá bastantes actualizaciones pendientes. Sin embargo, os recomiendo que no actualicéis las RPi por sistema. Es posible que al actulizar surja alguna incompatibilidad con algo que hayáis configurado previamente. Para evitar esto, os recomiendo que solo actualicéis al instalar el SO y cuando es estrictamente necesario.

Esto ha sido todo por hoy amigos. Espero que os haya gustado este tutorial y que os animéis a dejar algún comentario al respecto.

¡Hasta la próxima!