RaspiBasics: Qué hacer con una Raspberry Pi

Muchos de mis amigos me preguntan que qué “cohone” es una RPi, que para qué sirve… Bueno, pues aquí va mi respuesta oficial:

La Raspberry Pi es una placa computacional. Antes de que los menos tecnófilos dejéis de seguir leyendo este artículo porque el concepto “placa computacional” es demasiado para vosotros, tranquilos, a partir de ahora voy a utilizar un lenguaje para todos los públicos. La Raspberry Pi es un ordenador de tamaño reducido (y de precio reducido también). A pesar de su escaso tamaño, dispone de conectores USB, HDMI, mini-jack (para la clavija de audio), y los últimos modelos también incorporan WiFi y Bluetooth. Aquí tenéis una imagen de la Raspberry Pi 3:

rpiv3
Raspberry Pi V3

Aquí tenéis unas entradas del blog que explican las diferentes características que tienen la RPi v3, la RPi Zero y la RPi Zero W, que son los últimos modelos.

Supongo que os preguntaréis que dónde tiene este ordenador su disco duro. Pues bien, la Raspberry Pi utiliza una tarjeta microSD como disco duro. En esa tarjeta SD deberemos grabar una imagen del sistema operativo. No le podemos instalar Windows 10 (al menos el Windows 10 que todos conocemos) porque no está pensada para eso, pero le podemos instalar Raspbian que es un sistema operativo basado en Debian (Linux). No os asustéis, este sistema operativo también tiene un escritorio, con su barra de tareas, su botón de inicio, etcétera. Aquí tenéis una captura de pantalla:

raspbianpixel3
Escritorio de Raspian Pixel

Si estáis interesados en grabarle una imagen a vuestra RPi podéis seguir este tutorial.

Perfecto, ahora que ya sabemos que la Raspberry Pi es un ordenador, hablemos de sus posibilidades:

Una RPi está preparada para que le conectes casi cualquier componente electrónico. Dispone de una serie de GPIOs (General Purpose Input/Output), que son unos “pines” que tiene la siguiente pinta:

gpio_rpiv2
GPIOs de la RPi V2

Por ejemplo, así se podría conectar un sensor de distancia ultrasónico:

rpi_ultrasonic_sensor.jpg
RPi con un sensor de distancia de ultrasonidos

Por último, si le damos la vuelta a la placa podemos observar una serie de puntos numerados (PPXX) donde podríamos soldar otros componentes, pero eso ya sería es otro nivel.

rpi_back
Parte trasera de una RPi

Llegados a este punto, creo que es hora de hablar sobre lo que podemos hacer con una RPi. Aquí, van unos ejemplos sencillos:

1. Tu propia nube (como Dropbox o Onedrive): bastaría con conectarle un almacenamiento externo a la RPi e instalar un par de cosas. Espero subir pronto un tutorial de cómo se hace.

2. Una consola retro: solo necesitaremos instalarle un emulador de juegos retro y conectarle un par de mandos a la Raspberry.

3. Una estación meteorológica que tome medidas de temperatura, presión atmosférica, humedad…

4. Un mediacenter para la televisión: conéctale a la Raspberry un disco duro con tus pelis favoritas. Con una imagen de SO (Sistema Operativo) preparada para este concepto disfrutaras de una interfaz chula para navegar entre tus pelis y series.

screenshot_openelec
Captura de la interfaz gráfica de OpenElec

5. Un PC de sobremesa: la Raspberry Pi no es un PC muy potente, pero si quieres juguetear y aprender conceptos básicos de Linux es una opción muy válida.

6. Muchas más cosas que os iré contando en futuros artículos.

Y nada más, esto era lo que os quería contar. Espero que este artículo os resulte interesante y que os anime a jugar con estos pequeños ordenadores. Si te ha gustado, compártelo. ¡Gracias!

¡Saludos a todos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s